Reclutamiento Digital: 3 herramientas digitales que debes conocer

Tiempo de Lectura: 4 minutos
reclutamiento digital

Sabemos que el proceso de reclutamiento puede significar una gran inversión de tiempo y de dinero, por la cantidad de información que es necesario procesar y las distintas etapas de selección a las que hay que darle seguimiento.

Frente a esta realidad, el Reclutamiento Digital surge como una alternativa de solución que crece en importancia en el mundo de la Gestión del Talento y que viene de la mano con la Transformación Digital, en vista de las ventajas que ofrece para optimizar los procesos.

Herramientas Digitales

Es de conocimiento común en el medio de los Recursos Humanos que los métodos de filtro tradicionales son progresivamente sustituidos por herramientas que utilizan las redes sociales y Big Data para recolectar información valiosa sobre candidatos.

Analizar, organizar y resumir esa información, son acciones relevantes que estas herramientas ayudan a automatizar. Su sofisticación avanza cada vez más rápido y, por ello, consideramos importante presentarte tres de las más destacadas que debes conocer (y usar, si es que aún no lo haces).

1. ATS

El ATS o Applicant Tracking System es un software que brinda facilidades para la gestión de los procesos de contratación. Esto ocurre desde que surge la vacante hasta que el puesto es cubierto.

La implementación de un ATS permite un eficiente seguimiento de candidatos y tareas pendientes. Eso implica tener completa visibilidad del estatus de cada proceso de selección y de cada etapa por la que pasan los candidatos. Acá te contamos alguno de sus beneficios:

  • Concentración de datos
    Un ATS permite centralizar toda la información de tus procesos de selección en una sola base de datos. Con esto puedes acceder fácilmente a la información que necesitas.

  • Optimización de tiempo
    Gracias a la posibilidad de automatizar la publicación de ofertas en tu web, en redes sociales o en otras plataformas, así como el filtro previo de hojas de vida, un ATS te ahorra muchas horas de trabajo.

  • Eficiencia en costos
    La introducción de la información en las bases de datos, necesaria para la comunicación con los candidatos y para otras tareas administrativas, supone un alto costo para la empresa, por la inversión de tiempo de los reclutadores. La centralización de información y la automatización de las tareas, reducen la inversión de tiempo y, por lo tanto, los costos.

  • Optimización de seguimiento
    Esta herramienta también permite a los reclutadores realizar un seguimiento de los candidatos. Presenta un flujo de trabajo con varias etapas que permite observar el progreso del postulante en las distintas fases del proceso de selección. Esta información permanece registrada y puede ser usada para otros procesos.

  • Experiencia positiva para candidatos
    Un ATS automatiza respuestas inmediatas y correos electrónicos dirigidos a los candidatos, de modo que puedan recibir actualizaciones sobre el estado de su candidatura. Esto les brinda una sensación de satisfacción y te liberan de la preocupación de darle feedback a cada uno.

2. Smart Videos

El uso del video en el proceso de reclutamiento es una opción relativamente nueva; sin embargo, tiene un gran potencial para optimizarlo. Te presentamos dos alternativas que pueden volver mucho más eficiente tu proceso de selección:

  • Video cuestionario o Video Presentación
    Con esta herramienta digital el candidato se graba así mismo respondiendo un cuestionario previamente definido (y que se puede personalizar en cada proceso). Es una manera muy eficiente de filtrar candidatos, pues al no ser presencial es un método rápido y de bajo costo.

    Normalmente se da un límite de 2 minutos para responder cada pregunta y es muy efectivo para hacer preguntas filtro que son excluyentes para el proceso. Por ejemplo, si requieres un candidato con inglés fluido, se pueden programar preguntas en inglés con lo cual se valida esta habilidad en una etapa temprana del proceso.

  • Video entrevista
    No nos referimos a una entrevista a través de Skype o una videollamada de Whastapp. Es una tecnología mucho más sofisticada y especialmente optimizada para procesos de selección de personal.

    El entrevistador realiza la entrevista a través de esta plataforma, y además de quedar grabada, puede hacer uso de sus múltiples funcionalidades: etiquetar los mejores momentos, hacer comentarios, cuadros comparativos, visualizar el CV, calificar competencias e incluso compartir con otros colegas para que ellos también puedan dar su feedback sobre la performance del candidato en la entrevista. Todo esto se logra gracias a la tecnología del Smart Video.

    Si a esa tecnología se le suma la de crowdsourcing, las funcionalidades se potencian, pues se podrían entrevistar a muchos candidatos en simultáneo y en horarios flexibles, lo que además de agilizar el proceso de selección, mejora la experiencia del candidato, y por lo tanto es un punto extra para tu marca empleadora.

3. Inteligencia Artificial

La inteligencia artificial es la tecnología puesta al servicio de las computadoras, de modo que estas puedan realizar actividades que suponen capacidades cognitivas. Esto permite automatizar muchas acciones, lo que es ideal para los procesos de reclutamiento, pues la cantidad de tareas realizadas de manera tradicional significan un importante costo en tiempo y dinero.

La inteligencia artificial (IA) permite, entre otras tareas, realizar un reclutamiento predictivo. Esto quiere decir que un reclutador puede llegar a los candidatos deseados sin realizar esfuerzo, a través de un perfil determinado por un algoritmo que facilita la búsqueda del candidato ideal. Este algoritmo automatiza el proceso de reclutamiento, pues busca en la red los atributos necesarios para la vacante, a través de las palabras clave relacionadas con esos atributos.

El reclutamiento predictivo también considera el historial de contrataciones de la empresa, así como su presencia en internet. Esto le ayuda al sistema a plantear mejor al candidato ideal para la empresa.

Cuando el reclutador ya tiene una base de datos con candidatos adecuados a los criterios de búsqueda, puede enviar un correo electrónico automatizado para cada uno para establecer un primer contacto. Después de la revisión de las respuestas y de la reputación en línea de los candidatos (redes sociales y páginas web), se obtiene una lista con una selección de postulantes filtrados.

En resumen, la inteligencia artificial brinda la posibilidad de elegir de manera predictiva al candidato adecuado para tu empresa, a través de un complejo análisis automatizado sobre sus capacidades y su presencia en internet.

¿Te pareció interesante? Compártelo en tus redes.