Inteligencia Artificial en Recursos Humanos

Tiempo de Lectura: 7 minutos
inteligencia artificial en recursos humanos

¿Qué es la Inteligencia Artificial?

La inteligencia artificial puede entenderse como la simulación de ciertos procesos cognitivos humanos, realizada por sistemas informáticos.

El aprendizaje, es decir, la adquisición de datos y normas para utilizarlos; el razonamiento, mejor entendido como la utilización de las normas para formular conclusiones; y, finalmente, la autocorrección o capacidad de reconocer y reparar los errores cometidos, son los procesos cognitivos que puede simular la inteligencia artificial.

El progreso de la inteligencia artificial ha sido especialmente notable en los últimos diez años, sobre todo en las simulaciones vinculadas con el aprendizaje.

Esto se ha dado porque ha hecho posible la programación de sistemas informáticos que automatizan la toma de decisiones respecto de una gran cantidad de datos. Naturalmente, esta acción ha tenido una incidencia potente en una de las más grandes necesidades de la humanidad: la gestión de la información.

Frente a una cantidad de datos masiva, una computadora o sistema informático puede decidir mejor que la inteligencia humana,  pues la inteligencia artificial es muy efectiva estableciendo patrones y repitiendo tareas. Es capaz de establecer predicciones para luego darles seguimiento y confirmar o corregir sus hipótesis, según la transformación de datos y resultados; esto le permite mejorar su eficacia predictiva conforme maneja mayor cantidad de información. 

Para mencionar algunos ejemplos, tenemos el caso de Siri de Apple, de los sistemas de reconocimiento facial de Facebook, así como de la manera en que Amazon recomienda productos a partir del reconocimiento de los patrones de preferencia del usuario. 

Esto último también caracteriza a los buscadores de internet, pues aplican algoritmos para que los resultados de búsqueda sean relevantes con los intereses del usuario, en relación directa con su historial de navegación.

El uso de la inteligencia artificial se encuentra directamente vinculado con la tecnología digital. Normalmente, cuando se llega a la solución de un problema a través de la inteligencia artificial, la solución se incorpora tanto en el ámbito de las industrias como en la vida cotidiana de los usuarios de informática e internet. 

En los negocios, los algoritmos de aprendizaje automatizado sirven para las plataformas de análisis y para el Costumer Relationship Management,  pues permiten descubrir información valiosa que ayuda a brindar un mejor servicio a los clientes. Los chatbots, por ejemplo, se han incorporado a las webs de las empresas para ofrecer una atención inmediata.

La inteligencia artificial, como podemos ver, tiene una tendencia evidente a la ubicuidad, por su capacidad de solucionar rápidamente un sinfín de problemas, además de hacer sostenible la optimización permanente, pues tiene la capacidad de mejorar su desempeño conforme mayor cantidad de información tiene a su disposición. Esto último, que normalmente confundiría a una persona o le demandaría demasiado tiempo para procesar, es el principal recurso y la ventaja más distintiva de la inteligencia artificial.

¿Por qué es importante para los procesos de Recursos Humanos?

La inteligencia artificial ofrece un gran potencial para optimizar los procesos de los recursos humanos, tomando en cuenta la gran cantidad de información que esta área debe gestionar.

La clave está, sin duda, en la automatización y la capacidad predictiva, pues gracias a estas cualidades de la inteligencia artificial, los equipos de la gestión del talento dispondrán de más tiempo y podrán llegar a mejores conclusiones para planificar sus programas y diseñar sus estrategias.

Si tomamos como base la idea de que las organizaciones obtienen resultados gracias a los comportamientos de las personas que las forman, un modelo óptimo de gestión de talento sería uno que maximizara el rendimiento de la gente. De este modo, podría haber garantía de los óptimos resultados de su trabajo.

En este sentido, si la inteligencia artificial brinda soluciones que promueven un contexto de colaboración que conecta procesos y personas, los resultados se ven naturalmente maximizados gracias a ella.

La optimización de resultados que busca la empresa, es posible gracias a la manera en que la toma de decisiones por parte de los ejecutivos de recursos humanos puede ser más objetiva con el uso de la inteligencia artificial.

Esta posibilita, por ejemplo, evaluar más candidaturas y establecer patrones predictivos que permiten elegir al mejor candidato de manera racional y menos subjetiva.

La excelente gestión de datos que realiza la inteligencia artificial, puede analizar también el absentismo laboral y predecir cuándo sería más probable que ocurra. ¿Qué permitiría esto? Por un lado, diseñar una estrategia de prevención y, por otro, preparar un plan que reduzca sus efectos negativos.

Cabe mencionar que la inteligencia artificial aplicada a la gestión del talento, también brinda una nueva perspectiva del análisis clásico de la adaptación persona-cargo. Ahora es posible realizar ajustes predictivos más precisos sobre los trabajadores en la medida en que se disponga de más información de ellos.

A través de algoritmos formulados según las necesidades de la organización, la inteligencia artificial podría calcular el “valor” de un empleado. Esto permitiría comparar los resultados del talento de la empresa entre los mismos colaboradores, como con talento que esté fuera de la organización (candidatos). La exactitud de las predicciones será directamente proporcional a la cantidad de datos de los colaboradores/candidatos que serán analizados y la cantidad de tiempo que se les haya dado seguimiento.

¿Qué procesos de Recursos Humanos se pueden automatizar?

Muchas empresas han comenzado a capitalizar el poder de la automatización digital. Las tres áreas de Recursos Humanos en las que la inteligencia artificial puede ayudar a optimizar los procesos, son las siguientes: Reclutamiento, Desarrollo de Talento y Operaciones de Recursos Humanos.

Reclutamiento - Selección de Personal

La inteligencia artificial es capaz de mejorar los procesos de selección en términos de ahorro de tiempo, dinero y en cuanto a la obtención de resultados idóneos gracias a la reducción de la carga operativa que implica esta labor.

Todo esto se da a través de la automatización de filtrosbúsquedas de candidatos en grandes bases de datos, invitaciones y comunicaciones hacia los candidatos e incluso publicaciones en portales de empleo y redes sociales.

Un software como el ATS   (Aplicant Tracking System) es el que permite automatizar el proceso de reclutamiento y selección de manera integral.

Asimismo, la inteligencia artificial brinda la herramienta de los chatbots, los cuales son capaces de interactuar con los candidatos, responder las preguntas frecuentes sobre el puesto laboral, verificar con los postulantes aspectos básicos de su perfil y programar entrevistas previas por correo electrónico, mensajes de texto y redes sociales.

Base de Datos: insumos esenciales para la Inteligencia Artificial

Las empresas, por regla general, almacenan los datos de sus empleados, desde sus hojas de vida hasta la información de su desempeño durante el periodo de colaboración con la organización.

La inteligencia artificial permite construir una suerte de “red neuronal” con esta información, con la intención de optimizar el rendimiento de los empleados y encontrar a nuevos candidatos idóneos, como mencionamos previamente.

El análisis de la información a través de esta tecnología digital, no solo sirve para crear filtros a través de palabras clave. Va mucho más allá. Los algoritmos pueden ser optimizados para ajustar con mucho más detalle el perfil del candidato que se desea encontrar para el puesto requerido.

Las posibilidades de creación de filtros van tan lejos como la diversidad de criterios de selección que pueden existir para satisfacer los requerimientos de una organización, siempre y cuando se cuente con la información suficiente para alimentar la base de datos. Solo de esta manera la inteligencia artificial podría realizar predicciones efectivas que optimizaran un proceso de selección.

Pongámonos en el caso de una empresa que necesita un nuevo colaborador para una posición que requiere sólidas garantías de permanencia por un periodo considerable de tiempo. Se procedería, entonces, a utilizar la inteligencia artificial para detectar con efectividad las causas de rotación de personal de la organización, incluso, de manera específica en el puesto que se requiere o en los puestos muy vinculados con este. El análisis de la data de rendimiento, de la satisfacción y varios otros rubros, brindarían un valioso conjunto de datos con los que se podrían crear algoritmos capaces de predecir qué perfiles de candidatos podrían tener un alto riesgo de salida anticipada y, con ello, construir un filtro más especializado para el proceso de selección.

Al igual que en este caso, la inteligencia artificial puede incluir en sus predicciones a los tipos de colaboradores que tienen más éxito, los que tienen problemas de rendimiento, de comunicación, de trabajo en equipo, etc.

Actualmente existen aplicaciones de algoritmos para rastrear posibles candidatos en LinkedIn y en otras redes de captación de talento. Asimismo, se ha utilizado la inteligencia artificial para descubrir patrones de comportamiento en pruebas de selección, a través de la disminución del peso del currículum de la persona, para concentrarse más en la parte actitudinal.

Con la aplicación de estos algoritmos, se puede predecir qué candidato podría tener un comportamiento más adecuado con la filosofía de la empresa.

Desarrollo de Talento

La inteligencia artificial ayuda en el desarrollo del talento brindando insights cognitivos para la creación y fortalecimiento de nuevas habilidades en los colaboradores, y puede producir insumos para dar retroalimentación que ayude al aprendizaje y fomente el desarrollo activo de la carrera.

Esta tecnología digital puede ayudar también con los distintos momentos de la capacitación: la inscripción, el desarrollo, la retención, el seguimiento y la evaluación.

Una herramienta muy interesante que ofrece esta tecnología digital son las conversaciones automatizadas que son ejecutadas por un chatbot. Este interactúa con los usuarios para reforzar la capacitación y para ayudarlos a mantener conexión con su progreso. La herramienta está personalizada para adaptarse a cada usuario, pues cada uno tiene un plan individual de aprendizaje.

También existe un coach de liderazgo de inteligencia artificial que capitaliza los comentarios del equipo de trabajo, con el objetivo de brindar a los gerentes información relevante para crecer como líderes.

El sistema consolida retroalimentación de los colaboradores a través de encuestas. Los datos se presentan de una forma que ayuda a los gerentes a mejorar sus habilidades de gestión. Además, se le puede dar seguimiento en tiempo real a los comentarios del equipo de trabajo, a través de un tablero intuitivo que analiza las tendencias.

Operaciones

Es importante mencionar en este punto un concepto que se ha denominado machine learning. Podría definirse como una idea del área de la tecnología de la información, relacionada con la disrupción tecnológica que permite a las máquinas, robots y chatbots, interactuar de una manera natural y bastante específica con las personas.

El machine learning permite, progresivamente, que las máquinas puedan interpretar mejor los pedidos de la gente y ofrecer respuestas más precisas a sus demandas. De esta manera se mantiene abierta permanentemente la puerta de la retroalimentación de los colaboradores para la optimización de las operaciones.

Las variadas herramientas que ofrece la inteligencia artificial, pueden brindar gran calidad de asistencia en el trabajo operativo de recursos humanos. Tal es el caso del cálculo y control de las vacaciones, la interpretación de políticas corporativas, los beneficios y la administración general del área. Esto hace posible que los equipos que gestionan el talento, se centren en los procesos o prácticas que generan mayor valor para los colaboradores y, en consecuencia, para la organización en general.

Imagen: freepik.com

¿Te pareció interesante? Compártelo en tus redes.