El Especialista de Recursos Humanos en la era digital

La era digital
Tiempo de Lectura: 5 minutos

Las empresas están atravesando actualmente poderosos cambios por dos principales factores: el cambio generacional de la fuerza laboral y la irrupción de las tecnologías de la información y comunicación. Por ello se vienen gestando 2 importantes transformaciones: la cultural y la digital. Como expertos dentro del área de Recursos Humanos, sus responsables tendrán que incluir estas dos variables dentro de cualquiera de sus estrategias, para lo que es fundamental el desarrollo de competencias digitales orientadas al ámbito laboral y habilidades blandas para el trabajo en equipo. A continuación te comentaremos sobre ellas:

Competencias digitales para el trabajo

Julián Marquina, especialista en Información Digital, reúne las 8 competencias básicas que debería tener el especialista de Recursos Humanos:

  1. Conocimiento Digital: Desenvolverse profesional y personalmente en la economía digital.
  2. Orientación al cliente: Entender, comprender, saber interactuar y satisfacer las necesidades de los nuevos clientes en contextos digitales.
  3. Liderazgo en red: Dirigir y coordinar equipos de trabajo distribuidos en red y en entornos digitales.
  4. Visión estratégica: Comprender el fenómeno digital e incorporarlo en la orientación estratégica de los proyectos de su organización.
  5. Gestión de la información: Buscar, obtener, evaluar, organizar y compartir información en contextos digitales.
  6. Comunicación digital: Comunicar, relacionarse y colaborar de forma eficiente con herramientas y en entornos digitales.
  7. Trabajo en red: Trabajar, colaborar y cooperar en entornos digitales.
  8. Aprendizaje continuo: Gestionar su aprendizaje de manera autónoma. Conocer y utilizar recursos digitales. Mantener y participar de comunidades de aprendizaje.

Habilidades blandas para el trabajo en equipo

  1. Liderazgo: Esta cualidad implica responsabilidad y proactividad en los actos propios y en la dirección de equipos. Es la capacidad que tiene una persona para convocar, dirigir, motivar y promover acciones en las personas bajo su responsabilidad mediante el consenso, la retroalimentación, la persuasión y el ejemplo, para lograr un objetivo determinado dentro de una empresa, proyecto o desarrollo de un producto o servicio.
  2. Humildad: Es la capacidad para reconocer nuestros errores y propias limitaciones, así como para identificar y valorar a quienes desempeñan una adecuada labor. Es también el hecho de poder delegar responsabilidades a otros colaboradores si es que estos pueden hacer las tareas de mejor manera.
  3. Colaboración: Hace referencia a trabajar dispuesta y conjuntamente con otras personas para la consecución de objetivos comunes. Se trata de apoyar a los equipos y colaboradores dentro de los campos y conocimientos que manejamos.
  4. Adaptabilidad: Cualidad que define al colaborador que puede adaptarse en poco tiempo a cualquier labor (dentro de su campo profesional), organización, cultura y clima laboral, independientemente de su propio sistema de valores, hábitos y necesidades.
  5.  Innovación: Es la capacidad de un profesional o un grupo de profesionales para crear valor a partir de ideas (productos, sistemas, programas, proyectos) vinculadas al core business, pero enfocadas desde variables, tecnologías, puntos de vista o capacidades que no habían sido consideradas o implementadas con anterioridad.
  6. Aprendizaje continuo: En esta cualidad se combina la capacidad de ser autodidacta y aprender por interés y amor al conocimiento, con la de aprender de forma continua y con un enfoque crítico, de modo que sea sencillo desaprender información y comportamientos que no nos son útiles o nos perjudican.
  7. Comunicación asertiva y escucha activa: Dos caras de una misma moneda. Por un lado, comunicarse y comportarse con respeto, horizontalidad y exactitud con los colaboradores y colegas, y por el otro, escuchar con atención, interés y de forma propositiva lo que tengan que comunicar, para llegar a acuerdos y lograr objetivos.
  8. Análisis: La capacidad de análisis será sumamente necesaria para no dejar escapar ningún tipo de dato brindado por el talento humano de tu empresa o por los sistemas informáticos, e identificar patrones, diferencias y relaciones entre estos que nos permitan una toma de decisiones más ágil.

Estas 16 cualidades que hemos mencionado permitirán al experto de RR.HH:

  • Elaborar descripciones laborales centradas en una propuesta de valor significativa para el candidato.
  • Entender los procesos de reclutamiento y selección con una lógica de rentabilidad y de una forma similar al funnel de conversión del marketing digital.
  • Involucrar y comprometer a los colaboradores y postulantes con la empresa mediante la cultura corporativa, las buenas prácticas, la comunicación interna y los beneficios laborales.
  • Conocer y aprovechar el gran poder de gestión y análisis que representan los datos que proveen las herramientas digitales para la mejora continua.
  • Construir proyectos fundamentados en objetivos y acciones de manera ordenada en un plan de trabajo, a la vez de realizar ajustes necesarios mientras avanza la estrategia, atendiendo las necesidades y experiencia del candidato y los colaboradores.
  • Utilizar herramientas digitales, tecnología y metodologías ágiles para el diseño, implementación, evaluación y gestión de proyectos del área.

El Equipo: Los especialistas

Tu equipo de Recursos Humanos debe atravesar una reingeniería de sus procesos y funciones, en base a un análisis de las herramientas que se sumarán a su gestión, las funciones que serán automatizadas o realizadas por programas, y las nuevas competencias del equipo.

Como resultado ideal, según Mireia Moore de IEBS, tendrás los siguientes 5 puestos en tu área: Human Resources officer o Director de Recursos Humanos, Recruitment Researcher o Especialista de selección de personas, Training and development officer o Especialista de Formación, IT Trainer o Especialista de TIC y Especialista de Comunicación Interna.

Puedes darte cuenta que este nuevo equipo ahora también se enfoca en la comunicación offline/online y el conocimiento y manejo de las Tecnologías de la Información y Comunicación aplicadas a la gestión de Recursos Humanos.

En este deberás apoyarte principalmente en el Especialista de Selección de Personas, por sus capacidades para la búsqueda en internet, redes sociales y manejo del ATS, y para el análisis de estadísticas de estas plataformas y bases de datos; el Especialista de Comunicación Interna por su capacidad para el diseño de estrategias, planes y contenidos de comunicación interna y marketing digital, así como por sus conocimientos básicos en la gestión de audiencias (él puede ser la pieza de tu equipo que se vincule al departamento general de Marketing y Comunicaciones); y el Especialista de TICs, que debe de tener los conocimientos suficientes en herramientas digitales como para apoyarte en la implementación de estas y la capacitación de tu equipo en su conocimiento y gestión.

Si cuentas con un área de comunicaciones o tu empresa subcontrata a otra para estas gestiones, puedes delegar la gestión parcial de tus proyectos y estrategias relacionadas a la gestión de comunidades virtuales, el marketing digital y la gestión de contenidos, o trabajar conjuntamente y buscar que capaciten a tu equipo en estos tópicos. Es importante que mantengas una comunicación bidireccional y participes de la toma de decisiones y los procesos de diseño, implementación y evaluación.

Por otro lado, también necesitarás el soporte del área de Sistemas o Informática para el diseño de tus bases de datos, la instalación e implementación de los programas que adquieras, o el análisis de datos de la información que acopies de tus empleados o tus procesos de reclutamiento y selección.

Como puedes ver, estas nuevas habilidades y competencias permiten que los especialistas del área tengan mayores herramientas para desenvolverse en el entorno de la transformación digital e impulsar el cambio cultural, que crezcan como profesionales con una visión integral y transversal de la organización, y que complementen las importantes competencias lógico-matemáticas y administrativas de las que ya disponen.

Creemos que también te podría interesar:

¿Te pareció interesante? Compártelo en tus redes.